De aprobarse ley de juegos, Hard Rock ya piensa en casinos