Playboy intenta relanzar su marca en Cancún tras fracasar el casino